Villa perteneciente al partido judicial de Villarcayo y del ayuntamiento del Valle de Tobalina, pasa en sus cercanías el río Ebro y también está la desembocadura del Purón. El apelativo del Barco viene que de antiguamente había un barco para cruzar el río Ebro. Como uno de los únicos que hablan de historia es por D. Inocencio Cadiñanos Bardeci, en el libro sobre “El Valle de Tobalina”, el cual transcribimos a continuación: Su nombre parece que significa “campo de cultivo”. En el siglo XVI se le cita con el Barcina de la Riba, debido a una ermita cercana, pero que le cuadra perfectamente. El apellido le viene de un barco que hasta hace unos años sirvió para cruzar el Ebro. Es apelativo de antiguo pues aparece con él ya en 1647. Junto al barco hubo varios vados muy peligrosos en los que alguna vez perecieron quienes intentaban salvarlo. Los encargados del mencionado barco no podían cobrar nada a los pasajeros. Todos los pueblos circunvecinos (en total 21) formaron la cofradía llamada de Santa Cruz de Riba y se regían por una regla a propósito. Tenía su sede en una ermita cercana del mismo nombre. Desde muy antiguo (al menos el siglo XV) consta que dicha ermita poseía propiedades en pueblos del valle con cuyos ingresos pagaba a los barqueros, más un celemín de trigo que aportaba cada cofrade. A principios del siglo XIX se encontraba con dificultades al no querer rendir cuentas su abad, el cura de Ranedo. El caserío de Barcina ocupa la cima de una colina que destaca en una llanura. Otro pueblo, un barrio y alguna vivienda hubo antiguamente en la parte más honda hacia Quintana. Sólo tras la construcción de la actual carretera, ciertas viviendas fueron construidas cerca de ella. La red viaria se desarrolla en realidad alrededor de la plaza cuyo centro ocupa la escuela. Únicamente el este y el norte reúnen condiciones para construir, por los que éstas son actualmente sus zonas de expansión. Las calles se denominan de Santa Lucía, La Carretera, de los Estados Unidos, Camino del cementerio, calle Real y calle del Barco. Barcina ha sido un pueblo que estuvo mal comunicado, de muy escaso término y de terreno pedregoso, de poca calidad, lo que ha hecho que su población fuera reducida. Hoy las cosas han cambiado siendo uno de los pocos lugares que ha visto aumentar la población debido a los empleados en la central nuclear. El espíritu emprendedor y la buena situación actual hacen de él un centro comercial dentro de las muy limitadas posibilidades locales. Ciertos vecinos no sólo han abastecido de abonos a los pueblos circunvenios sino que han comercializado sus cosechas. En esta función Barcina ha copado la parte más oriental del valle. Extrañamente no aparece en el Becerro de las Behetrías. Quizás pudiera identificarse con el lugar yerno llamado Punareda, vuelto ha repoblarse con nombre distinto. Resulta también difícil reducirla a cualquiera de las Barcinas citadas en el cartulario de Oña. A mediados del siglo XVIII se dedicaba al cultivo del cereal 262 fanegas y 141 obreros al viñedo. Varias propiedades pertenecían a orden militar de S. Juan. El pueblo pagaba por entonces al duque de Frías 240 gr. en concepto de alcabalas. Por estos mismos años tenía 21 casas habitadas y entre los vecinos aparecen un cirujano y dos artesanos. Los niños iban a la escuela de Quintana. Sobre el Purón, actual piscina, hubo un molino que primero perteneció al cura de Santa María de Garoña pero que después adquirió el concejo de Barcina. Consta que antiguamente en el pueblo hobo un hospital con una sola cama donde se recogía a los pobres viandantes. Hay que destacar en Barcina una inscripción del apellido Vélez de Angulo, un escudo de poca calidad perteneciente a los Salazar Angulo, en sitio escondido otro muy bueno de los Cadiñanos, perteneciente probablemente al siglo XVIII. Consta éste último de una mitra episcopal, un castillo con leones y lobos y una leyenda en la que se puede leer, que dice:” Estas armas son de los Cadiñanos”. Como apellido prestigioso y rico hay que señalar a los Varona emparentados con los Cuezva.

Bibliobus

Barcina del Barco tiene servicio de bibliobus. Le corresponde la línea:
6 (Nofuentes, Quintana Martín Galíndez, Frías)
Pulse aquí para ver la lista de paradas oficial
Horario:
10:00 a 12:00 17:00 a 19:00
Dirección:
Plaza mayor s/
Código Postal:
09212
Correo Electrónico:

Localización

Información General

Municipio:
Valle de Tobalina
Zona turística:
Las Merindades
Distancia a la capital:
78 km
Partido judicial:
Villarcayo
Junta Administrativa:
EATIM DE BARCINA DEL BARCO