La Demanda:



Nota: Al final se adjunta una guía a color y las coordenadas GPS de las rutas, así como una guía turística del territorio de La Demanda.

 


Ruta 1: Tierra de Pinares

La tierra de Pinares comprende un amplio territorio de las provincias de Burgos y Soria. Esta interesante ruta parte de la población de Salas de los Infantes, donde se encuentra el museo arqueológico y paleontológico, una referencia para entender la existencia de huellas y restos de dinosaurios.


La N- 634 se dirige hacia Soria, a escasos kilómetros nos detenemos en Hacinas famosa población por sus árboles fosilizados de origen cretácico. Retomamos la marcha y nos adentramos en Rabaneda del Pinar para contemplar su caserío adaptado a la pendiente.


Continuamos la ruta hasta llegar a Hontoria del Pinar, ya en el límite con la provincia soriana. Hasta esta población llega el límite del espacio natural del Cañón del Río Lobos. Para descubrir este espacio natural existen una serie de sendas balizadas,  que transitan entre cortados rocosos de caliza, pinos, encinas y sabinas. En Hontoria, cercana a su ermita encontraremos un pequeño puente romano sobre el Río Lobos. Aldea del Pinar es una pequeña población que resalta por algunas casas serranas.


Una carretera local nos lleva a internarnos en el corazón del territorio pinariego. Llegamos a Vilviestre del Pinar, una pequeña población en la que resalta sus casas tradicionales serranas. Pasamos así a Quintanar de la Sierra, un verdadero núcleo pinariego. En las proximidades de esta población se localiza la Necrópolis de Cuyacabras, un conjunto de 166 tumbas y 16 nichos escavados en la frágil roca caliza; estamos ante la mayor necrópolis altomedieval europea de finales del siglo IX. En la ascensión hacia Neila, saliendo del conjunto urbano, una finca vallada es el lugar de esparcimiento de un grupo de ciervos en periodo de rehabilitación.


En unos kilómetros llegaremos a Fuente Sanza, el lugar donde comienza su recorrido las aguas del río Arlanza. Neila es la referencia en el mundo lanar en la provincia de Burgos, un enclave trashumante de la Mesta. En esta pequeña población que conserva a la perfección su arquitectura tradicional, se encuentra la casa del parque de las Lagunas Glaciares del Neila, que aprovecha un antiguo templo románico. Una dura ascensión nos acerca hasta las lagunas Glaciares de Neila una de las visitas obligada en esta ruta.


Descendemos hasta Quintanar de la Sierra y nos detenemos en el área del Comunero de Revenga, un enclave compartido por Quintanar de la Sierra, Regumiel de la Sierra, Canicosa de la Sierra y Vilviestre del Pinar. Allí se encuentra la Necrópolis de Revenga junto a una pequeña ermita y las modernas instalaciones de la Casa de la Madera, un atractivo edificio integrado en el entorno pinariego que nos expone los puntos de interés del medio natural.


Visitamos Regumiel de la Sierra, último núcleo serrano burgalés donde han aparecido una icnitas y existe una reproducción de un dinosaurio, y Canicosa de la Sierra, donde destacan sus dehesas, antes de regresar a Quintanar.


Pasamos por Palacios de la Sierra antes de llegar a Castrillo de la Reina que destaca por su yacimiento arqueológico. Unos kilómetros nos separan de Salas de los Infantes, nuestro punto de partida.


Ruta 2: Una Ruta de cine y dinosaurios

En esta ocasión partimos de Salas de los Infantes, población en donde resulta imprescindible visitar el Museo de los Dinosaurios para comprender la importancia de los diferentes hallazgos encontrados en la comarca Salense.


Partimos en dirección a Burgos por la N-234 y paramos en Barbadillo del Mercado para contemplar su iglesia de grandes dimensiones, sus cruceros, su Ermita de San Juan y su puente sobre el río Arlanza. Pasamos por Cascajares de la Sierra y Hortigüela antes de llegar a Mambrillas de Lara tomando dirección hacia Campo Lara pasamos junto a la reproducción de un dinosaurio, que marca el lugar donde se encontraron fosilizadas sus huellas.


Nos toca ahora descubrir los pueblos de la Jurisdicción de Lara, siempre vigilados por los restos de un castillo muy vinculado a la leyenda de los Siete Infantes de Lara. En este territorio sobresale la iglesia visigótica de Quintanilla de la Viñas, uno de los escasos ejemplos de este arte de finales del siglo VII. El templo resalta por su excelente decoración en bajo relieve.


En las inmediaciones entre Cubillejo de Lara y Mazariegos, frente a la Sierra de las Mamblas se localiza uno de los dólmenes de corredor mejor conservados de la provincia burgalesa. Los dólmenes son unas construcciones funerarias con una edad cercana a los 5.000 años.


Desde este monumento funerario regresamos hasta Hortigüela para adentrarnos en los Sabinares del Arlanza, uno de los espacios protegidos de Castilla y León. El río Arlanza nos conduce hacia nuestra próxima parada en el Monasterio de San Pedro de Arlanza.

Entre riscos de caliza, grandes extensiones de encinas y sabinas y la característica vegetación de ribera, se alzan las ruinas del Monasterio del Arlanza, fundado en el siglo X y que sufrió posteriores trasformaciones. Aquí se conservan restos de su primitiva construcción románica, así como otros de épocas anteriores en los que el Monasterio ejerció un importante papel en la Castilla Condal de Fernán González.


Nuestra próxima parada la haremos en Covarrubias. Esta pequeña población conserva sus aires medievales; casas de piedra, entramado de madera y adobe. La población que un día estuvo fortificada resalta el arco del adelantamiento por el que se accede al conjunto urbano presidido por las siluetas del Torreón de Fernán González y la excolegiata de San Cosme y San Damián. La población estuvo unida al nacimiento de Castilla.


Retomamos la ruta en dirección a la pequeña población de Retuerta, núcleo que conserva su arquitectura popular, adentrándonos en los Sabinares del Arlanza. Entre Santibáñez del Val y Barriosuso podemos ver la Ermita de Santa Cecilia antes de dirigirnos a la renombrada población de Santo Domingo de Silos.


En este núcleo no podemos dejar de visitar el Monasterio Benedictino de Santo Domingo de Silos, que pasó de su primitiva configuración románica en la que resalta un magnífico claustro repleto de decoración, al grandioso templo actual. La botica de Silos es una de la mejor conservada de toda España. Se recomienda un pequeño paseo por la Villa y la visita al cercano Convento de San Francisco antes de ascender a la Yecla, un reducido espacio natural donde el arroyo del Cauce, afluente del río Mataviejas, ha horadado un estrecho y vertiginoso desfiladero en plenas peñas de Cervera.


Ahora el desfiladero del río Mataviejas nos lleva hasta la localidad de Hacinas, núcleo conocido por un conjunto de árboles fosilizados de época cretácica.


Antes de regresar a Salas de los Infantes y finalizar la ruta, nos dirigimos a las Peñas de Carazo, donde se localizan los escenarios naturales donde se grabaron algunos de los famosos “Spaghetti Western”, como “El bueno, el feo y el malo”.


Ruta 3: Entorno a la Sierra de Mencilla

Partimos de Ibeas de Juarros, población vinculada al Yacimiento de Atapuerca. La carretera de San Millán de Juarros nos lleva a la pequeña población de Salgüero de Juarros donde se encuentra Paleolítico Vivo, una reserva de animales que nos traslada al hábitat natural del hombre de Atapuerca.


La siguiente población San Adrián de Juarros, es fundamental para comprender la explotación minera en la Sierra de la Demanda. Pasamos por Palazuelos y Villamiel de la Sierra antes de llegar a Tañabueyes para disfrutar de un paisaje dominado por las dehesas ganaderas a las que acompañan sus grandes cabañas. Pasamos por San Millán de Lara antes de llegar a Jaramillo de la Fuente donde resalta la silueta de su iglesia románica conformada por una galería porticada de siete arcos con dobles columnas, que acepta la influencia silense.


La población de Vizcaínos puede también presumir de iglesia románica donde sobresale su torre y su pórtico cubierto.
Nos acercamos hasta Barbadillo del Pez, desde donde nos adentramos en el desfiladero del río Pedroso. Comenzamos el ascenso hacia la Sierra de la Demanda realizando la siguiente parada en Barbadillos de Herreros y Monterrubio de la Demanda,

poblaciones serranas que han sabido conservar la arquitectura popular y culta y que destacan por sus ferrerías (en Barbadillo se encuentra el Museo de Las Ferrerías). Allí finaliza el antiguo trazado del ferrocarril minero, hoy transformado en la Vía Verde de la Sierra de la Demanda.


Retrocedemos por el desfiladero del río Pedroso y tomamos el desvío que asciende hacia Riocavado de la Sierra. Desde su iglesia se puede contemplar densos bosques y verdes prados que cubren las laderas de la Sierra.  


Continuamos ascendiendo por el puerto del Manquillo lentamente hasta llegar a Pineda de la Sierra. Esta población serrana se sitúa frente a la estación de esquí del Valle del Sol. La iglesia de Pineda de la Sierra es otro de los ejemplos destacados del románico provincial, que al igual que sucede en Vizcaínos y Jaramillos de la Fuente, resaltan por sus torres cúbicas y sus galerías porticadas que exhiben una rica y densa decoración en arcos, canecillos, capiteles, arquivoltas, etc.


Continuamos nuestra ruta y pasamos por un espectacular paisaje que se ha modelado en torno al curso y al embalse del Arlanzón y de la Sierra de Mencilla donde abundan robles, pinos, quejigos, hayas y otras especies vegetales. Tras pasar el embalse de Uzquiza pasamos junto a Villasur de Herreros y Arlanzón antes de finalizar nuestra ruta en Ibeas de Juarros.


Ruta 4: Atapuerca y el Norte de la Demanda

Tomamos como punto de partida la población de Ibeas de Juarros, núcleo junto al que se encontraron los primeros descubrimientos del Yacimiento de Atapuerca. La carretera de Arlanzón y Villasur de herreros para junto al bello entorno del embalse de Urquiza.


Dejamos al sur el Pico San Millán y continuamos nuestro camino por las poblaciones de Alarcia y Valmala, llegamos a Santa Cruz del Valle Urbión, población rodeada de varios senderos y caminos, nos adentran en los bosques y robledales de la Sierra de la Demanda.


La población de Pradoluengo, conocida por su industria textil y más concretamente del calcetín, es nuestra próxima visita. Varios senderos parten hacia la Sierra de la Demanda buscando el Pico San Millán. Con el paso de los años, el pequeño núcleo de Santa Olalla del Valle ha sabido conservar en sus calles su arquitectura popular serrana.


La localidad de San Vicente del Valle se menciona en los libros que hablan del arte prerrománico y más en concreto del visigótico. Esto se debe a la Iglesia de San Vicente, desde donde las vistas de la Sierra son espectaculares. Desde aquí descendemos hasta Fresneda de Río Tirón, un núcleo que conserva buenas muestras de su arquitectura serrana. En alguna de sus casas es posible ver la tradicional chimenea. Esta carretera conduce hacia La Rioja y más concretamente hacia Ezcaray, por lo que retrocederemos en dirección a Belorado.


Nuestra próxima parada será en Puras de Villafranca, un pequeño núcleo minero donde se han recuperado varias minas que hoy es posible visitar, bien haciendo un tranquilo recorrido o bien practicando la espeleología. Esta población también resalta por sus dehesas de robles y hayas. En San Miguel de Pedroso lo más destacado es un molino y su pequeña cascada.


De nuevo en el Camino de Santiago, el núcleo de Belorado posee una extensa oferta turística vinculada al Museo de la Radiotrasmisiones “Inocencio Bocanegra” y al Centro Digital de Promoción Jacobea.


Tomamos rumbo hacia la capital burgalesa. Pasamos junto a Tosantos, núcleo que destaca la Ermita Rupestre excavada en la frágil roca arenisca de Nuestra Señora de la Peña, Villambista, Espinosa del Camino y Villafranca Montes de Oca, antes de ascender por el puerto de la Pedraja. En este recorrido desde Belorado hemos podido observar como caminantes y ciclistas que se dirigen hacia Santiago son nuestros compañeros de viaje. Los peregrinos se desvían en el hospital de Valdefuentes hacia San Juan de Ortega, Monasterio de comienzos del siglo XII que conserva numerosos elementos románicos así como otros renacentistas como el Sepulcro de San Juan de Ortega. El monasterio también es muy conocido por “El Milagro de la Luz”.


Nos dirigimos ahora hacia la población de Atapuerca. Aquí hay que destacar las nuevas infraestructuras vinculadas a los yacimientos, su iglesia y el parque arqueológico. En Olmos de Atapuerca finalizaremos nuestra ruta adentrándonos en su complejo de Mina Esperanza.